• Inicio
  • Tips
  • ¿Cómo sobrevivir al primer año de universidad?

¿Cómo sobrevivir al primer año de universidad?

Mientras esperas los resultados de la PSU, seguramente más de alguna vez te has imaginado cómo será el primer año en la educación superior. Serán meses de grandes cambios y muchos desafíos. Lo más probable es que tengas muchas expectativas y también temores. Pero no sufras, si bien es cierto se cuentan varias historias, no serás ni el primero ni el último. Ahora te toca a ti ser el protagonista. Controla el estrés y pónte las pilas.

A continuación resumimos los consejos de la sicóloga, Sofía Ganderats, para enfrentar tu primer año de educación superior.

1- Antes de comenzar el curso recorre la universidad: No esperes el primer día de clases para aparecerte por tu nueva casa de estudios, házla tuya. Recorre el campus. Piensa que pasarás ahí gran parte de los próximos años.

2- No faltes los primeros días: Al empezar el año académico y luego de sobrevivir al estrés del "mechoneo", seguramente vendrá el primer "carrete". Los expertos recomiendan participar de las actividades para fortalecer la sociabilización y relación con tus futuros compañeros, pero sin excesos que te puedan pasar la cuenta.

3- Si suspendes los primeros exámenes, no te deprimas: El cambio del colegio a la universidad es bastante considerable y el nivel de exigencia cambia. Si sacas malas notas puede que te sientas desorientado y superado por este nuevo desafío. Obviamente intenta rectificar, pero no tires la toalla a la primera.

4- Organiza tu tiempo: Habrá un cambio importante. Pasas de tener una rutina fija a un horario flexible. Los trastornos del sueño pueden controlarse estando ocupados de día. Además de asistir a clases es beneficioso practicar alguna actividad deportiva. Gastar energías hará que duermas mejor por la noche. Es importante que te mantengas activo.

5- No te vayas en contra de los profesores y planifica el estudio: Cuando comiences la universidad te darás cuenta que cada profesor tiene su manera de explicar y de llevar la clase. Tendrás algunos más benévolos que otros. Por eso, intenta adaptarte a tu profesor. Crea tu propia agenda y mantén los trabajos al día para que no se te acumulen a final de semestre.

Imprimir Correo electrónico